Saltar al contenido

Objetivos de una Empresa

Los objetivos de una empresa confieren una dirección o resultados el cual una empresa pretende alcanzar, y es tarea de los ejecutivos responsables el prestar mucha atención a este aspecto que fija en los planes de negocio sus fines comerciales.

Beneficios de Definir los Objetivos de una Empresa

Entre los muchos y evidentes beneficios de instaurar los objetivos de la empresa, sean objetivos generales o específicos, podemos señalarte algunos que terminarán por convencerte de su importancia:

  • Todos al mismo ritmo: Todos los niveles de la empresa deben ir en una sola dirección. No hay dispersión de las voluntades, ni de los ejecutivos, ni de los empleados. Cada quien, en consecuencia, los conocerá al punto que, al momento de tomar decisiones lo hará en consonancia con esos lineamientos.
  • Cero titubeos: Los objetivos de la empresa también atenúan las indecisiones, por su propia naturaleza que impulsa la coordinación a todos los niveles fomentando el control.
  • Objetivo versus resultados: La implementación de objetivos en cualquier empresa permite, al cabo del periodo establecido, evaluar los resultados comparando ambos. De esa manera, al final del ejercicio, se logran valores que miden el rendimiento del negocio.
  • El dinero justo: En los objetivos empresariales quedan sentadas las pautas para la asignación de los recursos.
  • Tarea al día: Establecidos los objetivos a todos los niveles de la empresa, es mucho más fácil asignar actividades a cumplir y los lapsos en que deben ser satisfechas.
  • El camino correcto: Con los objetivos de la empresa resulta más expedita la revisión constante de su funcionamiento. Quizás entonces te encuentres a tiempo de hacer cambios o modificaciones en estos objetivos.
  • Un momento de relax: El bienestar que produce el logro de las metas empresariales, retribuye en mucho los esfuerzos ocasionados. Si algo motiva e infunde satisfacción a los empleados, es la sensación de victoria.

Características de los Objetivos Empresariales

Para que tus objetivos sean tan beneficiosos como lo describimos arriba, deben cumplir, en líneas generales, con las siguientes características:

Coherencia: Tiene que seguir el lineamiento de los otros objetivos y de la estructura de la empresa, es decir, la visión, la misión y los valores de la compañía.
Realismo: Se tienen que proponer cosas realistas y que tomen en cuenta las particularidades del medio. También hay que ver que estos objetivos, en base a sus recursos y capacidades, estén a manos de la empresa.
Ambicioso: Los objetivos de una empresa deben significar un reto para la misma, ya que objetivos poco ambiciosos, que casi se cumplen solos, no representan un avance de ningún tipo, más que la propia inercia. Hay que proponerse objetivos desafiantes, pero que, como dijimos en el punto anterior, que sean realistas.
Medible: Un objetivo no medible, se convierte en un objetivo indeterminado. Tiene que tener un punto claro al cual llegar, y un límite de tiempo para hacerlo. Por ejemplo, en vez de proponer “subir la producción”, hacerlo así: “subir la producción un 50% en los próximos seis meses.”
Claro: Y por último, los objetivos de una empresa no pueden ser abstractos, debido a que se prestaría a confusiones. En cambio, mientras más claro y preciso sea un objetivo, será más fácil que cada sector de una empresa ponga su parte para lograrlo.

Tipos de Objetivos Empresariales

Hay varios tipos de objetivos empresariales, y se clasifican en tres grandes grupos. Vamos a verlos:

Por su naturalezaPor jerarquíaPor alcance de tiempo

Objetivos generales

Los objetivos generales tienen como fin, una visión abierta, general. Son la cumbre a la que tiene que llegar tu empresa. Son estrategias que se sustentan en las tácticas de los objetivos específicos (que veremos más adelante). El objetivo más general de tu empresa, por poner un ejemplo, es la visión, aquello que guía la compañía siempre hacia adelante.

Sin embargo, aquí van un par de ejemplos de objetivos generales:

  • Ser líderes en el mercado de zapatos deportivos.
  • Conseguir los mejores ingresos mensuales.

Objetivos específicos

Como dijimos, los objetivos específicos son el sustento de los objetivos generales. Se trata de unas metas más puntuales y cuantificables en tiempo y cantidad. Dejaremos un par de ejemplos:

  • Reducir la cantidad de clientes insatisfechos en un 15% antes de que finalice el período laboral.
  • Inaugurar 2 nuevas sucursales este año.

Objetivos estratégicos

U organizacionales. Los formulan los altos directivos de una empresa y casi siempre están enfocados a lograrse a largo plazo. Habitualmente son objetivos generales. Se respaldan en los objetivos tácticos.

Objetivos tácticos

O departamentales. Se cumplen a mediano plazo y se encargan los gerentes de formularlos y plantearlos por departamentos, que son los encargados de que se cumplan. A su vez, se apoyan en los objetivos operacionales.

Objetivos operacionales

De corto plazo y formulados por los administradores, estos objetivos se enfocan en las actividades cotidianas de cada área. Son objetivos específicos enfocados en hacer que se consigan lo operacionales.

Objetivos a largo plazo

Son objetivos planteados para conseguirse definitivamente en un plazo de tres a cinco años.

Objetivos a mediano plazo

Generalmente, planteados para ser cumplidos de uno a tres años.

Objetivos a corto plazo

Se proyectan para ser conseguidos en un año o menos.

Sugerencias para definir los objetivos de una empresa

He aquí algunos consejos que te ayudarán al momento de definir los objetivos de tu compañía:

  • Si se definen objetivos generales, obligatoriamente deben definirse los específicos.
  • Cada sector, por más pequeño que sea, debe tener sus objetivos. Así como también debe haber objetivos que abarquen a varios sectores, y así hasta la visión, misión, valores.
  • Los objetivos son el pan de cada día de cualquier empresa. Todo el personal debe conocerlos y recordarlos a diario.
  • Los objetivos deben ser versátiles, ya que si se presentan adversidades, tienen que poder adaptarse para garantizar el éxito de tu empresa.
  • Cada tanto, los objetivos tienen que revisarse por los gerentes y los directivos, para asegurarse de que estos sigan siendo rentables.

Interesante video para establecer los objetivos de una empresa.