Saltar al contenido

Asesor de Ventas ¡Funciones y Habilidades!

Para que un negocio surja, necesita vender el producto o servicio que ofrece en cantidades que permitan su sustento y, además, el crecimiento. Necesitamos, por lo tanto, contar con un profesional dotado en la materia, con habilidades en estrategias de ventas: un asesor de ventas.

Nuestro asesor de ventas debe tener la capacidad de entender al cliente potencial (lead) y guiarlo para que se decida por uno u otro producto ofrecido por nuestro negocio. Esto se puede conseguir por medio de la infatigable práctica y experiencia.

Si ya tienes un negocio encima o estas apunto de iniciar, entonces te explicaremos todo lo necesario para ser o contratar al mejor asesor de ventas.

Asesor de ventas

¿Que es un Asesor de Ventas?

El asesor de ventas es, esencialmente, un vendedor, pero no uno común y corriente. Este tiene que cumplir con ciertas expectativas que van más allá de describir servicios y decir precios. Nuestro asesor de ventas debe poseer los siguientes aspectos y características:

Conocimiento del mercado

Nuestro asesor de ventas ideal debe tener conocimiento pleno del mercado y así comparar con el cliente los beneficios de nuestro producto con el de la competencia. Además, al saber de las modas y las necesidades del momento, el asesor sabrá captar clientes potenciales e irá a por ellos.

Conocimiento del producto

Nada mejor que conocer el producto o servicio que vendemos para así recomendarlo con todas las de la ley. Nuestro asesor de ventas tiene que haber probado el producto que ofrece. Así, sabrá exponerle al cliente sus beneficios y, si los tiene, sus desventajas. En este último caso, lo ideal es que ofrezca otro producto o plan de servicios de nuestra empresa.

Vivacidad

A diferencia de un vendedor común, nuestro asesor de ventas no puede conformarse con responder las ocasionales dudas del cliente. En cambio, tiene que estar indagando constantemente sobre las necesidades y los gustos del cliente potencial. Le lanzará preguntas para tantear sus necesidades y le incitará a probar otros productos.

Buena comunicación

La eficacia de la comunicación entre el cliente y el asesor de ventas está definida por su capacidad para ser perceptivo al momento de captar una oportunidad. Debe ser comprensivo y aplicar sus habilidades para guiar al cliente en el proceso de compra y de ser necesario, cambiar el camino que se ha seguido hasta el momento; todo con  el fin de ofrecer el mejor trato al cliente y a la empresa.

Paciencia y Empatía

Recordemos que el cliente debe irse de nuestro negocio con una sonrisa en la cara porque comprende que estamos ahí para ayudarlo antes que para lucrarnos. El asesor de ventas debe reflejar este objetivo en su labor. El asesor tiene que adelantarse a las necesidades del cliente (y  las de su billetera).

Constante crecimiento

Un  asesor de ventas no se conformará con conocer el producto y el de la competencia. Ni siquiera con saber las necesidades actuales. Tiene que ir un paso delante de todo eso. Conocer los productos que están por salir e ir preparando a su clientela para lo que viene. También debe estar en constante crecimiento personal y profesional, en busca incesante de nuevas estrategias de persuasión y de marketing.

Persistencia y paciencia

Este aspecto es uno de los más importantes y lo debe tener seguro, cualquier asesor de ventas en cualquier campo de mercadeo. Día a día en el mundo del negocio, se reciben rechazos, muchas compras no concluyen y siempre habrá alguno que otro cliente que parece sacado del mismo Averno.

Un buen asesor de ventas tiene que estar preparado para encarar estas situaciones a menudo, sin desmotivarse, y persistiendo siempre en la compra de nuestro producto o servicio. Mantener una sonrisa, o cuanto menos, una actitud sobria es crucial para la imagen de nuestra empresa.

Errores comunes de un asesor de ventas

Hay ciertas cosas que los asesores de ventas pueden hacer frecuentemente durante el proceso de venta, y piensan que está bien, pero en realidad son errores que deben evitar a toda costa:

  • Vender un producto, mostrándole al cliente sólo sus características está muy mal. Basta de alabar al producto, que no es nada sin el usuario que lo compra. Hay que vender el beneficio que el producto le ofrecerá al cliente.

Por ejemplo, si tratamos de vender unos nuevos audífonos inalámbricos hay, claro, que mencionar la calidad del sonido, que es de última tecnología, que no necesita cables, etc., pero sobre todo debemos hacerle entender al cliente que ya no va a tener problemas con cables enredados y que puede ir a la cocina mientras escucha su Spotify desde la computadora.

  • Hablar en exceso agobia al cliente. Debemos entender que él no va a nuestro negocio para escuchar un discurso, sino para comprar un producto. Hablemos sólo lo necesario y escuchemos al cliente, que tendrá dudas con seguridad. Así, además, podremos ir entreviendo sus necesidades.
  • Tenerle miedo al cierre de ventas es lo peor que puede pasarle a un asesor de ventas. A pesar de que él no vaya directamente a la caja registradora, debe concertar el precio y el acuerdo en general.

Esperamos que con esta pequeña guía tengas tu empuje inicial para ser un buen asesor de ventas o para contratar uno, si es el caso. ¡Éxitos!

Te recomendamos leer los siguientes artículos:

  1. Ejecutivo de ventas: Sus funciones, diferencia respecto al asesor.
  2. Gerente de ventas: Sus funciones y habilidades necesarias.

 

Asesor de Ventas ¡Funciones y Habilidades!
5 (100%) 2 vote[s]